Tejados Valladolid
Tejados Valladolid

Construcción de naves en Valladolid

Construcción de naves en Valladolid

Nuestros profesionales además de en la construcción de viviendas también tienen experiencia en edificios no residenciales como son las naves industriales, de logística, distribución... muy adecuadas por sus condiciones para determinados sectores y que suelen estar situadas en polígonos industriales (hemos realizado una gran cantidad en toda la provincia de Valladolid).

Una nave suele utilizarse por las empresas para fabricar o almacenar materiales y productos que posteriormente serán distribuidos a sus clientes. Por ello, contienen grandes espacios habilitados con maquinaria dedicada y zonas para cargar y descargar mercancía.

Suelen ser espacios de muchos metros cuadrados y con los techos altos que se construyen a partir de estructuras resistentes contra las condiciones atmosféricas y para las que utilizamos siempre hierro, acero y materiales de larga duración y de calidad. El tipo de actividad a desarrollar dentro de la nave influirá en sus dimensiones (a mayores necesidades de producción más grande tendrá que ser la nave).

Según los materiales a utilizar en la construcción de la nave podemos realizar la siguiente clasificación:

  • Estructura de acero: Se construyen de forma rápida. Pueden conseguirse espacios con mayor capacidad sin necesidad de colocar pilares. Tienen una muy buena iluminación
  • Hormigón prefabricado: Se puede construir de forma rápida y sencilla. No puede alcanzar grandes alturas. Está limitada en cuanto a iluminación.
  • Hormigón "in situ": Su construcción es muy económica y puede estructurarse fácilmente. La iluminación está muy limitada.
  • Mixtas: Combina el acero y el hormigón para realizar distintas estructuras y ahorrar en materiales.

El proceso de construcción de una nave industrial

  1. Desbroce del solar: Se acondiciona el terreno donde se va a realizar la edificación, para proceder a levantar sus cimientos. En este paso también se analiza la composición del suelo, los hallazgos realizados y se valora si es una zona adecuada para la construcción de la nave.
  2. Cimentación: El tipo de cimentación dependerá del tipo de terreno donde se va a levantar la nave y del tipo de estructura en sí. La cimentación debe ser sólida para sostener todo el peso de la estructura, utilizando riostras y zapatas donde se colocará una base rígida de hormigón y acero para reforzar la solidez de los cimientos.
  3. Estructura: El esqueleto de la nave se constituye por vigas de acero metálicas, de diferentes formas según el tipo de nave, que pueden sostenerse por sí mismas. Después de ser fijadas sobre los cimientos se cierra toda la estructura.
  4. Cerramiento: El cerramiento se puede realizar con diversos materiales como paneles o bloques de hormigón, y otros tipos y combinaciones de materiales, para recubrir el perímetro de la estructura. Se tienen en cuenta las puertas de entrada y salida de la nave, y otros conductos de ventilación. En esta fase pueden instalarse paneles translúcidos para iluminar con luz natural el interior de la nave.
  5. Cubierta: Las cubiertas también dependen mucho del uso al que se le va a destinar la nave industrial. La cubierta es una parte fundamental de la estructura de una nave, puesto que cumple una función termoaislante, protege y aisla de los ruidos externos, y también ayuda al ahorro energético. Por estas características influye directamente en la calidad de la cadena de producción y de los productos almacenados y en el bienestar de los empleados. Existen una serie de cubiertas distintas y especiales para cada tipo de nave:
    • Cubierta tipo sandwich: Es una de las cubiertas más utilizadas. Se denomina así porque cuenta con dos placas, una supeior y otra inferior. En el medio de las dos placas se coloca una capa aislante, que puede estar compuesta por distintos materiales. Ayuda a regular la temperatura y al control acústico.
    • Cubierta tipo deck o industrial: Están formadas por una chapa metálica, una capa aislante térmica y acústica, y un acabado impermeable, que nos ahorra la instalación de juntas y puentes térmicos. Son cubiertas adaptables y fáciles de montar.
    • Cubierta autoportante: En este tipo no existe una estructura de cubierta como tal, si no que las propias paredes de la nave se curvan y se apoyan sobre las vigas de carga. Es una solución más ligera, rápida y barata. Repele mejor el agua y la nieve al tener una estructura curvada, y es muy resistente al viento. Al igual que las anteriores, aporta protección térmica y acústica.
    • Cubierta simple: Están formadas por chapas metálicas que pueden adquirir diversas formas. Es una cubierta muy económica, duradera, y fácil de montar; además asegura la estanqueidad de la nave. Para tener un buen aislamiento térmico es necesario colocar una capa aislante por debajo de ellas, y no soportan bien los fuertes vientos.

Como técnicos especializados en este tipo de construcciones le aconsejaremos y guiaremos durante todo el proceso para que tome las decisiones adecuadas y consiga la máxima efectividad en la nave industrial.

En estos lugares los suelos suelen estar compuestos por resinas con unas propiedades especiales para soportar todo lo que se lleve a cabo y antimanchas porque suele caer aceite y grasas de los camiones. Otra de las funciones del suelo es que sea antielectroestático, especialmente para industrias electrónicas. Estos suelos por lo general permiten que se siga trabajando mientras se estén colocando, para no detener la actividad industrial.

Nos encargaremos de que el resultado sea el mejor con cubiertas onduladas o con paneles, ventanas, puertas de seguridad... todo a su gusto. Usted encárguese de su negocio y de la producción, y nosotros haremos el resto.

Podrá elegir entre estructuras metálicas, otras desmontables o galvanizadas, entre otras. Lo fundamental es que elija la que más encaje con la actividad industrial y con la que saque el mayor partido.

Confíe en nuestros expertos de Valladolid y todo irá bien, además nuestros precios son económicos, solicite presupuesto sin compromiso.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE